La implementación de un sistema de gestión de calidad permite lograr la conexión entre la estrategia organizacional, operaciones y procesos, y los resultados que se están obteniendo.

El Modelo de Excelencia EFQM se basa en la Fórmula de la Calidad Total:

1. Orientación al cliente y a los resultados.

2. Liderazgo e implicación de las personas.

3. Aprendizaje, innovación, y mejora continua en los procesos.

4. Alianzas estratégicas y responsabilidad social.

Las empresas que aplican el Modelo de Excelencia EFQM se embarcan en un cambio cultural por medio del cuál buscan la mejora continua en cada ámbito del Modelo, el cuál cubre todos los aspectos importantes de la gestión organizacional.

Mejora en la imagen

Mayor satisfacción en los clientes

Mayor compromiso y satisfacción por parte de los empleados

Incremento en los ingresos resultante de mayores exportaciones

Mayor predisposición para la innovación

Fortalecimiento de proyectos de manejo de la información

Beneficiarse de la retroalimentación y experiencias de otras entidades a nivel mundial

Beneficios más Importantes de aplicar el Modelo EFQM

Optimización en el uso de sistemas de información

Mejora en competitividad/ventaja competitiva

Eliminar errores optimizando resultados y recursos.

Reducir costes de producción y aumentar su rentabilidad.

Involucrar y alinear a todos los miembros de la institución para mejorar el desempeño.

Generar reconocimiento social y crecimiento profesional.

Cerrar menú